Oportuncrisis: un mundo sin burbujas ni alquimistas

La pandemia del coronavirus evidenció aquellos trabajos imprescindibles para el funcionamiento social, explotó la burbuja individualista y volvió a demostrar que siempre fue y será el proceso productivo aquel que genera dinero. La salida es colectiva.