La paradoja de las tasas de interes

Todos los economistas marcan como un punto de inflexión y el principio de los problemas en el esquema económico argentino, la suba de tasas de interés de la reserva federal de Estados Unidos.
La Argentina estaba muy endeuda y estaba financiando un déficit primario fiscal tomando deuda externa.
La suba de tasas en EEUU género el comienzo de una crisis larga y difícil.
La paradoja empieza cuando el Banco Central intenta contener la inflación y el aumento del dólar con Lebacs. Paradójico porque el problema nació por culpa de un aumento de tasa de interés internacional, y la salida se busco subiendo la tasa de interés nacional.
Los mercados le dijeron “Si” a las Lebacs, la inflación dejo de crecer, y no había un problema de corrida cambiaría. La tasa de interes de las Lebacs promediaba el 40%, lo que es mucho, y la medida no podía durar para siempre. Muchos de los tenedores de Lebacs eran inversores internacionales, que a la primera señal de problemas venderían sus posiciones en pesos y comprarían dólares, subiendo el tipo de cambio y forzando una nueva devaluacion. Era una espada de Damocles pendiendo sobre la cabeza del BCRA, la cual término cayendo sobre su presidente, Federico Adolfo Sturzenegger, quien fue suplantado por Luis Caputo. Este último tuvo la difícil tarea de bajar las cantidades de Lebacs. Y si bien tuvo algo de éxito, una nueva corrida del dólar lo forzó a dimitir.
Su sucesor, Guido Martín Sandleris, continúa con la tarea de desarmar las Lebacs, pero paradojicamente, su principal herramienta son Leliqs a super tasa. Mientras que las Lebacs tenían un plazo mínimo de 35 días, las Leliqs tienen un plazo de 7 días y la tasa de interés esta rondando el 70% anual.
Desde cierto punto de vista, puede verse que estamos en una guerra de tasas, con el objetivo de fortalecer la moneda en que esas tasas se ofrecen. La Argentina ofrece altas tasas en pesos, y EEUU tasas en dolares.

Un comentario sobre «La paradoja de las tasas de interes»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *