El dolar y una semana compleja

El lunes 10 de setiembre, luego de 3 jornadas de bajas del dólar de la semana anterior, el billete norteamericano subió 39 centavos. El banco central vendió 65 millones de dolares para contenerlo, y sobre el final del día termino en $ 37,35 pesos.

El martes, luego de un techo alcanzado de $ 40 alcanzado en semanas anteriores, el Banco Central se puso firme y comenzó a intervenir fuerte. Fue en ese momento que el dolar comenzó a bajar, y se popularizó el término overshooting.
Para los que no lo escucharon nunca, overshooting significa que ante valores muy altos empiezan a haber vendedores, y el mercado corrige a la baja cuando pasa el pánico.
Por un breve periodo, ese parecía ser el caso. El Banco Central se dio el lujo de prácticamente no hacer ventas, y la cotización en las pizarras bajaba. Pero el dragón no estaba muerto.

 

El dragón del dólar no está muerto

Parecía que ya todo había terminado, y que lentamente la cotización bajaría hasta estabilizarse en $ 38. Pero el dragón no estaba muerto, sólo se había dormido una siesta y el día 13/09/2018 lo demostró subiendo hasta los $ 40 y superando por unos centavos esa marca.
El lado positivo de esta situación es que la demanda del billete estadounidense era pequeña en cuanto a montos. Si subía era porque nadie quería vender, y no tanto por tener una avalancha de compradores. Si hubiera querido, el Banco Central hubiera bajado la cotización con muy poco dinero, ya que el volumen de intercambio de dólares entre oferta y demanda fue de 400 millones, verdaderamente bajo para un país como la Argentina.
Y si algún lector se pregunta porque el Banco Central no contuvo el valor en $ 38, la respuesta es que simplemente no quiso, por alguna estrategia particular, o quizás quería dejarlo crecer hasta los $ 40 como nuevo techo, o no lo dejaron, ya que el FMI no quiere que se intervenga masiva mente en el mercado de cambios. Una estrategia que suele funcionar en una infinidad de países desarrollados, pero en Argentina puede ser una receta para un desastre.

 

Nueva pulseada entre el BCA y el dolar

Hoy, viernes 14 de setiembre de 2018, el dolar tuvo una demanda muy firme de compradores, y para mantenerlo en los $ 40 pesos el Banco Central vendió $ 280 millones.
Para entender la situación, incluso antes de recibir los $ 3000 millones del fondo para que la Argentina pague su deuda externa (en parte claro), ya se vendió casi un 10% de ese monto en un solo día.
La otra medida, fue volver a subir los encajes de los bancos, para que se vean obligados a tener muchos pesos y no puedan salir a comprar dólares.
Como medida, es lógica en un momento de crisis. Pero todo tiene su precio. Para los bancos no es un buen negocio estar llenos de pesos en sus bóvedas mientras la Argentina sufre una corrida cambiaría. Si sumamos todas las veces que el BCA le subió a los bancos los encajes, realmente no se entiende como pueden seguir funcionando, ni donde colocan esa cantidad increíble de pesos. Los bancos tienen una función que multiplica el dinero disponible y dinamizan la economía. No son un adorno del cual podamos prescindir.
Otra vez, otra herramienta que solo genera, como ya vimos, pan para hoy y hambre para mañana.

 

Malas noticias para el lunes

El viernes por la mañana se filtro la información de que el FMI no enviaría 3000 millones de dolares a la Argentina, cifra que ya había sido pactada, pero que en vista de una nueva negociación, el organismo internacional decidió posponer.
La noticia cayo como una bomba en el mercado cambiario. Y en este contexto los medios de comunicación mas alineados con el gobierno no le dieron trascendencia. Incluso la bolsa de valores subió, y el riesgo país bajo.
Veamos la tapa del diario mas importante del país el día sábado, y veremos que no menciona el incidente del fondo monetario. Incluso parece optimista en general, y solo hace mención a que el dólar no afloja.

Tapa clarinRealmente un escenario confuso, porque también podemos leer notas de medios mas independientes donde el panorama de las negociaciones parece muy complicado.

Titular IprofesionalTitular de iprefesional

 

 

 

 

 

 

 

En el medio de semejante lio, el ministro de economía, fue internado de urgencia por un dolor torácico . No tuvo un infarto como todos temíamos, pero quedo claro que los nervios, la tencion y el stress estaban haciendo mella en el equipo económico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *